?

Log in

 
 
12 September 2007 @ 03:36 am
Ciencia (VI): Dark motives  

Tras unas cuantas horas de trayecto, la viajera por fin había llegado a su destino.

Fue una auténtica sorpresa cuando la cartera de Cabot Cove le entregó el mensaje de su amigo. Desde que se casó con aquella rica mujer alemana no había tenido noticias suyas, y, sin embargo, por fin se había decidido a invitarla en privado a su mansión de Dusseldorf. También había sido muy amable enviando a su chófer a recogerla al aeropuerto. Realmente, ¿qué hubiera hecho ella, a su edad, para llegar al páramo donde estaba la impresionante casa?

La puerta por fin se abrió, y una criada joven y guapa, vestida con el tradicional atuendo de las sirvientas, salió al encuentro de la viajera.

-         Disculpe, ¿es esta la mansión de los Brunshart? Espero no haberme equivocado... Ya sabe, los años no perdonan.

Acto seguido, un mayordomo de mediana edad salió de la puerta y se dirigió al coche de su señor.

-         Está usted en lo cierto. Soy Emma, la criada de los señores Brunshart. Oh, no se preocupe por el equipaje: Otto lo llevará a la habitación de los invitados.

 

 

(Antes de seguir leyendo, por favor, debéis visualizar este vídeo ¬¬U)

 

 



La sirvienta acompañó a la mujer hasta el Salón principal, comentándole que ya estaban todos esperándola.

- ¡Jessica! – exclamó un hombre de unos cincuenta años, que se acercaba a saludar a su invitada.

  - Amos, ha sido muy descortés por tu parte no invitarme antes a tu preciosa mansión... – comentó Jessica Fletcher con fingido enfado.

Nada más entrar, Fletcher advirtió que en vez de encontrar únicamente a su amigo en la sala, había más gente. Reconoció a la mujer de su amigo: una atractiva mujer, muy bien conservada para su edad –se dijo- vestida con un elegante conjunto verde y un foulard a juego alrededor de un sensual cuello. La aguda mujer advirtió también en dos de los asientos de la elegante sala también había dos jóvenes, un chico y una chica, de unos 20 y 16 años, respectivamente.

-         Estos son mis hijos, Frank y Sylvie. Normalmente están fuera, pero desde hace unos días están de vacaciones y han decidido venir a vernos.

Tras las presentaciones y una breve charla con todos los miembros de la familia, y dada la hora, Amos Brunshart propuso enseñarle a Jessica Fletcher las habitaciones de la casa antes de cenar. Cuando le comunicaron que las viandas estaban listas, el millonario acompañó a su amiga hasta el comedor principal, y la hizo tomar asiento mientras él iba a ponerse ropa más apropiada. Uno tras otro, fueron llegando a la sala la esposa, el hijo y la hija. Emma, la criada, ya había servido la cena, pero ni su señor seguía sin aparecer. Por lo visto, frecuentemente se distraía con cualquier cosa y perdía la noción del tiempo, por lo que no era raro que tardase en aparecer. Anna, la esposa, sugirió que empezaran a cenar todos, cosa que hicieron. En la cocina, el servicio también se dispuso a hacer lo mismo.

Pero esa noche se estaba retrasando demasiado. Sylvie, la hija del señor Brunshart, decidió ir a buscarlo. No obstante, pronto les llegó un grito de la joven. Todos fueron corriendo hacia la habitación de Brunshart... donde,, tendido en la cama, descubrieron el cuerpo sin vida del millonario.

(Que, todo hay que decirlo, ostenta el récord de haber tenido más de cinco minutos a Jessica Fletcher en su casa y no haberse muerto aún ¬¬U)

Dada la afectación del resto de los allí presentes, Otto, el mayordomo, corrió a llamar a las autoridades. La policía llegó en breve, y, dado el oscurecimiento de los labios del hombre, se determinó que la causa de la muerte había sido la asfixia, probablemente obstruyéndole las vías respiratorias con algún objeto. Tras examinar el lugar del crimen ante la atenta mirada de Jessica Fletcher y de sus numerosas preguntas y reproches, la policía no logró encontrar ningún indicio. Los cabellos y descamaciones celulares que se encontraron en la cama correspondían únicamente al difunto y a su esposa, lo cual era lógico, y no parecía haber rastros de sangre.

Por si fuera poco, las declaraciones de los allí presentes no aportaron nada nuevo, y nadie tenía un móvil claro  para haber asesinado a Amos. Las cavilaciones de Jessica, que era incapaz de quedarse quietecita en un sitio y esperar, la llevaron a interrogar a los allí presentes.

Emma, Otto y el chofer le explicaron que el señor siempre los había tratado con respeto, y les pagaba siempre el día que tocaba. Otto llevaba años al servicio de los Brunshart, y Emma había entrado cuando el señor visitó el orfanato donde se había criado y se la llevó. El chofer había sido contratado recientemente, y gracias a este empleo había podido tirar adelante a sus hijos.

La familia tampoco parecía levantar sospechas. En primer lugar, la fortuna de Ames provenía en gran parte de su esposa, por lo que el móvil económico quedaba descartado. Incluso si los que quisieran heredar la fortuna fueran los hijos, “asesinándolo a él no hubieran logrado demasiado”, afirmó la esposa.

Al final, todos decidieron retirarse a sus habitaciones. Pero ese último comentario de la esposa, junto con las declaraciones del servicio, habían encendido de golpe una bombilla en la mente de Jessica Fletcher. A hurtadillas, se había colado en los dormitorios de los distintos miembros de la familia y había recuperado cabellos que había sueltos en cepillos o sobre las camas. También había solicitado al servicio si le podían facilitar una muestra de células de su boca frotándose en el interior de los carrillos con un bastoncito algodonado. Si su sospecha era cierta, sería sencillo desenmascarar al culpable...

 

 

1.   La reacción en cadena de la polimerasa (PCR)

Para los que estabais llamando al manicomio ante tal entrada, esto os habrá servido para daros cuenta de que en realidad es una de las de siempre ¬¬U

La DNA polimerasa es la enzima encargada de copiar el DNA. En el proceso de replicación, las dos hebras complementarias del DNA se separan. Una de ellas se usa como molde, y la polimerasa es capaz de colocar en la misma las bases complementarias (adenina con timina, y citosina con guanina). Así pues, ante esta cadena molde:

 

3’ – ATTCAGGGACACAATGATC- 5’,

la DNA polimerasa colocará las bases complementarias a la misma, para dar lugar a la doble cadena:

5’ – TAAGTCCCTGTGTTACTAG - 3’

3’ – ATTCAGGGACACAATGATC - 5’

[E]: 5’ y 3’ indican los extremos del DNA. El enlace fosfodiéster entre bases es siempre entre los carbonos 5’-3’-5’-3’, etc, por lo que en los extremos de un fragmento se indica qué carbono es el que queda libre por cada lado.

Aprovechando la capacidad de copiar que tiene esta enzima, Kary Mullis desarrolló (y ganó el Nobel por ello) la técnica que se conoce como reacción en cadena de la polimerasa, o simplemente PCR (polymerase chain reaction). Este técnica nos permite obtener muchas copias de un fragmento concreto del genoma de un ser vivo partiendo incluso de pocas cantidades de ADN.

La técnica tiene en cuenta que la DNA polimerasa necesita dos cosas para poder replicar: un molde y un extremo 3’ libre por el cual empezar. Así pues, de los siguientes fragmentos, el primero NO es replicable (le faltan ambas cosas), mientras que el segundo sí lo es, ya que, digamos, la DNA polimerasa puede “llenar” el hueco que falta:

 

5’ – TAAGTCCCTGTGTTACTAG - 3’

 

3’ – ATTCAGGGACACAATGATC - 5’

 

5’ – TAAGTCCCTG - 3’

3’ – ATTCAGGGACACAATGATC - 5’

El procedimiento clave es usar lo que se conoce como cebadores, pequeños fragmentos de DNA o RNA que se unen a una de las cadenas y ofrecen un extremo 3’ libre por el cual la polimerasa puede empezar a copiar. Es más, la idea es usar dos cebadores, con extremos 3’ mirando en direcciones opuestas, que servirán para amplificar lo que haya entre ambos.

 Veamos las distintas etapas en las que se basa la técnica con dibujitos para que se entienda, porque si no es el horror ¬¬U

 0) Obtención de muestras

Evidentemente, el primer paso es obtener unas células que contengan DNA. La sangre, los cabellos, las descamaciones de la piel, etc, son fuentes de las mismas. Seguidamente, se someten a tratamientos con distintos productos químicos para que las células revienten y suelten su DNA. Para acabar, se purifica éste de los cachos de células que han quedado y voilà: tenemos un liquidillo que contiene flotando el DNA que nos interesa.

Este DNA frecuentemente se trata con unas enzimas (endonucleasas de restricción) que cortan un fragmento amplio que contiene la región que nos interesa. El genoma humano es muy extenso, y si lo usáramos todo no acabaríamos nunca.

Las muestras se introducen en unos tubitos de PCR y se colocan en un aparato, el termociclador, que realizará de forma programada los pasos del 1 al 3. Junto con las muestras, en los tubitos  colocaremos los cebadores, las bases del DNA (A, T, C y G) , y magnesio.

1) Desnaturalización

Conocemos que el DNA se compone de dos hileras de bases unidas entre sí. No obstante, la polimerasa solo sabe leer una de ellas (el molde), por lo que lo primero que debemos hacer es separar ambas hebras. Esto se consigue mediante calor, que es capaz de debilitar las uniones y hacer que se separen. Habitualmente, un minuto a 94-95ºC es suficiente para ello, pero en ocasiones, si tenemos mucho material genético, se somete antes de nada a un tratamiento de 5 minutos a esa temperatura en un proceso que se conoce como hot start.

 

2) Hibridación

En este punto entran en juego los cebadores. Previamente, se han encargado a la casa comercial que los elabora, y se han incluido el el cóctel de PCR esos pequeños trozos de DNA o RNA que son capaces de unirse a los extremos “izquierdo y derecho” de la región de la que queremos muchas copias. En esta etapa, que tiene lugar durante 30 segundos a unos 50-60ºC (depende de los cebadores), éstos se unen donde encajan: uno de ellos, en una de las cadenas que hemos separado, y el otro, en la otra.

 Es decir, tiene lugar lo que se ve en la siguiente figura: Las dos cadenas se han simplificado representándolas con líneas azules, y los cebadores son las flechitas rojas, para indicar en qué dirección “miran”.

 

3) Elongación

Aquí ya entra en juego la DNA polimerasa. Si os fijáis, la construcción que nos ha quedado ofrece lo necesario para la que polimerasa copie: un molde (azul) y un extremo por el cual empezar (punta de la flecha roja). Frecuentemente, se usa la DNA polimerasa de una bacteria llamada Termophilus aquaticus, conocida como Taq polimerasa, porque resiste bien temperaturas elevadas como las que tenemos durante todo el proceso. Esta vez, durante 1-1.5 minutos, a 72ºC, dejamos que la enzima haga su función. Cogiendo las bases que hemos añadido al tubito de PCR, y el magnesio –necesario para que funcione bien-, rellena el hueco:

 

Cuando ha acabado de rellenar, lo que nos queda es una nueva copia de cada una de las cadenas, con lo cual, si os fijáis, ya tenemos 2, y no 1, copias del fragmento de interés.

La gracia de todo es que estos tres pasos, automáticamente gracias al termociclador, se repiten unas 30 o 40 veces. En el segundo ciclo, por ejemplo, ya pasa lo siguiente (y para verlo cogeremos sólo una de las dos copias que se nos han formado, porque si no no acabaremos nunca ^^U tendréis que guiaros por los colores):

 

Y en el tercero:

 

Podemos apreciar que a partir del tercer ciclo se nos amplificará justo el fragmento cortito que se corresponde con la zona que nos interesa. Teniendo en cuenta que las expansiones como las del primer y segundo ciclo serán muy minoritarias, podemos decir que a cada ciclo se nos multiplica por 2 el número de copias de la región de interés que tenemos.

 Así pues, en 30 ciclos de PCR, ¡dispondremos de miles de millones de copias, a partir de una sola copia inicial! Esta es, por supuesto, la principal utilidad de esta técnica: a partir de una cantidad ínfima de DNA (como por ejemplo, una sola célula o pocas de ellas en un cabello), podemos amplificar muchas veces una región de interés. Más adelante veremos qué regiones de interés nos ocupan.

 

2.   Electroforesis de DNA en gel de agarosa

La electroforesis de DNA en agarosa es una técnica de biología molecular que nos permite separar distintos fragmentos de DNA según lo largos que sean.

La agarosa es un tipo de azúcar que es capaz de polimerizar. Así pues, una disolución de agarosa en agua, sometida a calor y a un agente polimerizante, y después enfriada de nuevo, es capaz de adquirir una consistencia gelatinosa -más bien, como un flan algo más sólido-. Esto nos da lugar a lo que conocemos como un gel de agarosa, que, dados los moldes que se suelen usar, tienen forma rectangular y unos pequeños bolsillos en la parte de arriba. Si lo mirásemos microscópicamente, un gel de agarosa es un entramado muy tupido de hilillos de muchas moléculas de este azúcar, que deja pequeños orificios. Como una esponja.

El gel se coloca en una cuba especial y se sumerge en un líquido conductor. A continuación, se cargan en esos bolsillos diversas muestras que contienen e los DNAs que queremos separar. O una sola, no importa: los 8-10 bolsillos simplemente nos permiten cargar más de una muestra a la vez. Normalmente, el DNA está teñido con colorantes para que podamos ver lo que pasará luego. En la fotografía podéis ver el gel como algo más opaco sobre el soporte transparente, y el investigador/a está cargando las muestras en los bolsillos.

El DNA es una molécula que tiene una carga eléctrica negativa. Por lo tanto, sometido a la acción de un campo eléctrico, será capaz de desplazarse hacia el polo positivo del mismo, como en el caso de los imanes. Y eso haremos.

 

Una vez cargado el gel, se tapa y se enchufa a la corriente (por los pitorros que veis en la foto). Poco a poco, el DNA de la muestra va migrando por el gel en dirección al polo positivo de la cubeta. No obstante, como el gel de agarosa es una especie de esponja, pasará lo siguiente:

-         Los trozos de DNA más cortos, al ser más pequeños, podrán escurrirse mejor por los poros del gel y, por lo tanto, avanzarán rápido.

-         Los trozos de DNA más largos, al ser más grandes, tendrán más dificultades para escurrirse y, por lo tanto, avanzarán más lento.

Tras un tiempo, tendremos los trozos de DNA separados por tamaño. Usando unos tintes especiales, compuestos radioactivos o sustancias luminiscentes, podremos observar hasta dónde han llegado nuestros fragmentos, y visualizamos sobre el blandiblub que es el gel unas bandas oscuras. Así pues, el aspecto típico de un gel de electroforesis una vez corrido es el siguiente:

- Los fragmentos más cortos, que han avanzado más rápidamente, aparecen más abajo en el el gel de electroforesis (más cercanos al polo +).

- Los fragmentos más largos, que han avanzado más lentamente, aparecen más arriba en el gel (más cercanos al polo -, donde estaban los pocillos).

Normalmente, también se carga un patrón de longitudes, que contiene trozos de DNA cuyo tamaño conocemos (indicado en la figura). En nuestro ejemplo, la muestra del carril 2 contiene un solo fragmento de DNA de 880 quilopares de bases (Kbp); el del 3 contiene tres fragmentos, de aproximadamente 1000, 600 y 100 quilopares de bases, etc.

 

3.   El descubrimiento de los VNTR

Allá por 2001, cuando se hizo público el primer borrador del genoma humano, se descubrió que de los millones y millones de bases que lo componen, sólo un 5% se corresponde a genes. El resto del genoma, entre otras cosas, está formado por secuencias repetitivas que no se sabe muy bien qué función tienen (si es que tienen alguna).

Unas de las más conocidas son las llamadas repeticiones en tándem en número variable, o VNTR (variable number tandem repeats). Algunos de estos VNTRs, más cortos, reciben también el nombre de microsatélites, minisatélites, o STS (short tandem repeats).

Sea como fuere, ¿qué son estos VNTR? Pues lo que su nombre indica: Son secuencias, de dos o tres bases, que se repiten una tras otra muchas veces: Por ejemplo, el triplete CAG: CAGCAGCAGCAGCAGCAGCAGCAG...

No obstante, ¿cuál es la gracia de estas repeticiones? Pues precisamente la “V” del nombre para dos cosas en concreto:

a) Son MUY variables entre la población. Podemos afirmar que no existen dos personas con el mismo número de repeticiones en tándem, contando globalmente los distintos VNTRs que existen repartidos en el genoma humano.  Como no sólo hay un tipo de estas repeticiones (pueden ser CAG, CGG, CTC, CAA, CA, etc, etc), incluso en el hipotético caso que dos personas dispusieran del mismo número de repeticiones de una de ellas, no tiene por qué tener el mismo número en otra secuencia repetitiva.

b) El número de repeticiones es heredable. Dado que recibimos un cromosoma de cada tipo del padre y otro de la madre, tendremos un número de repeticiones proveniente de éste y otro de ésta.

En forma de esquema, consideremos los individuos A y B. Supongamos que existen dos hipotéticos VNTR, uno de ellos en una cierta región del cromosoma 6 y otro en el 15. Un ejemplo de los patrones de VNTR que pueden presentar estos dos individuos es el que se muestra a continuación. Cada barra blanca (con cada repetición marcada en color) es DNA de esa región en cada uno de los dos cromosomas (el 6 materno y 6 el paterno, y lo mismo para los 15):

 

No obstante, no os quedéis con la idea de que los VNTR son repeticiones cortas: puede haber 5 repeticiones de la secuencia, 40, 52, 120, 678, 1201 o las que haga falta. Con ello, veréis más claro que las posibilidades de que dos individuos tengan exactamente el mismo número de VNTR son muy bajas.

[E]: Ciertas enfermedades hereditarias vienen causadas por una expansión incontrolada de estos VNTR. Por ejemplo, una persona normal tiene de 5 a 50 repeticiones de un cierto VNTR (CGG) del cromosoma X, pero en los afectados por el síndrome del cromosoma X frágil esa cantidad es de 200. Otras enfermedades de este tipo son la enfermedad de Huntington, la distrofia miotónica o la ataxia de Friedreich.

 

4.   ¿Vamos al grano de una vez?

Ha llegado el momento de juntar todo lo que hemos estado viendo (¡por fin! ¬¬U).

Aunque los VNTR son muy variables, como hemos visto, las regiones que los enmarcan no lo son en absoluto. La secuencia de bases de estas regiones fronterizas se determinó cuando se secuenció el genoma y, por lo tanto, es conocida.

Dado que esa secuencia es conocida, podemos elaborar unos cebadores para esas regiones fronterizas a los VNTR para realizar una PCR que amplifique específicamente toda la longitud del VNTR. En el caso del individuo A del ejemplo anterior, tendríamos, pues lo siguiente:

 

Tras 40 ciclos, se habrá amplificado mucho el fragmento de los VNTR. Fijaos que los fragmentos materno y paterno son trocitos de DNA de distinta longitud.

Realizando lo mismo para el mismo VNTR del individuo  obtendríamos, evidentemente, estas otras dos amplificaciones:

 

Ahora nos convendría alguna técnica para poder visualizar qué longitud tienen las VNTR de cada individuo, porque aunque en los esquemas lo vemos claramente, esto no se descubre mirándole a la cara ¬¬U En efecto: Necesitaremos cargar un gel de electroforesis en agarosa para poder visualizarlo.

En estos casos, los patrones que se usan son VNTR de los que conocemos el número de repeticiones, proporcionados por las casas comerciales

-         Si el número de repeticiones del VNTR era alto, el fragmento amplificado será más largo. Por lo tanto, tardará más en escurrirse por  el gel.

-         Si el número de repeticiones del VNTR era bajo, el fragmento amplificado será más corto. Por lo tanto, avanzará más rápidamente por el gel.

El resultado tras cargar en el carril 2 el resultado de la PCR del individuo A, y en el carril 3 lo mismo para el B, y dejar que migren los fragmentos amplificados, será lo siguiente:

 

La interpretación es clara: El individuo A tiene 5 y 3 repeticiones de la secuencia que se va repitiendo en ese VNTR del cromosoma 6, mientras que el individuo B tiene 4 y 2. De esta forma, hemos podido determinar la longitud de los VNTR de cada persona.

Y ahora os preguntaréis: ¿Y todo esto a santo de qué ha venido? La respuesta a esta pregunta y otras incógnitas está en la resolución de nuestra historia de intriga (que espero que, como a mí, no se os haya olvidado que la teníamos colgada todavía ¬¬U).

 

 

Sin perder un minuto, Jessica cerró con llave la puerta de su habitación, se sentó en la cama y abrió su bolso. De él sacó un termociclador, una cuba de electroforesis, varios frascos de reactivos químicos y tubitos de PCR. Nunca salía de casa sin ellos. También se puso una bata blanca que su amiga, la encantadora Maggie Thompson, le había regalado en una fiesta de te que organizaron en Cabot Cove la primavera anterior.

Con sumo cuidado, sometió las muestras de cabello y de mucosa bucal a un tratamiento para extraerles el DNA. Cuando lo tuvo completado, introdujo el líquido en unos pequeños tubos de PCR, junto con los cebadores para cierto VNTR del cromosoma 13 y el resto de sustancias requeridas para la reacción en cadena. Tras esto, programó su termociclador para realizar 30 ciclos de desnaturalización-hibridación-extensión, que le llevarían una hora.

Mientras, la diligente mujer ya había preparado un precioso gel de agarosa –tenía experiencia preparando postres de gelatina- y lo había montado en su cuba. En cuanto la PCR estuvo lista, rápidamente cargó en los distintos bolsillos del gel las muestras correspondientes al difunto señor Brunshart, a su esposa, a su hijo, a su hija, a la criada Emma, al mayordomo Otto y al chofer, junto con un marcador de longitud de ese VNTR del cromosoma 13.

El resultado que vio Jessica tras revelar el gel –con su equipo de fotografía rural- fue el siguiente:

 

Tras ver el gel, Jessica Fletcher se sacó rápidamente las gafas en forma de media luna y llamó a la policía. “Sé quién mató a Amos Brunshart, y por qué lo hizo. Tienen que venir urgentemente”. Tras esto, les explicó sus pesquisas.

Mientras llegaba la policía, salió al pasillo para evitar que se destruyesen pruebas. Allí, sorprendió a la esposa del difunto Amos saliendo de la habitación de su antiguo esposo.

-         ¿No puede dormir, querida? – preguntó la señora Fletcher con incisiva inocencia. ¿Acaso el remordimiento por haber asesinado a su marido no le deja conciliar el sueño?

-         ¿En qué se basa para realizar tales acusaciones? Y además, ¿qué pruebas tiene? –repuso airada y sobresaltada la esposa del fallecido.

-         Cuando le hice aquellas preguntas esta tarde, recordé el caso de mi novela Asesinato en la pensión. En ella, el asesino utiliza un pañuelo para estrangular a su víctima, y lo descubren gracias a pequeñas células del difunto que habían quedado adheridas al mismo. Descuide, querida, ya me he apropiado de aquel precioso foulard que llevaba usted ayer antes de que tenga ocasión de limpiarlo. Pero lo que más me intrigó fueron sus motivaciones para haberlo hecho...

Jessica Fletcher extrajo de su bolsillo un papel arrugado. En él, había elaborado un croquis de los miembros de la familia, en el cual había anotado las repeticiones del VNTR en cada persona. Tras excusarse por haberse tomado la libertad de analizar su material genético, y ante un “no entiendo qué quiere decir con esto”, Jessica Fletcher comenzó a explicarle lo que había descubierto.

 

-         El número de repeticiones de un VNTR es heredable, querida. Así, cualquier hijo debe tener una de las repeticiones del padre y la otra de las de la madre. Pero hay algo que salta a la vista. Y no hace falta mirarlos con lupa: Ninguno de sus hijos lo son también de Amos. Ninguno de ellos cuenta ni con las 3 ni con las 7 repeticiones que Amos heredó de su padre y de su madre, respectivamente, pero ambos cuentan con sus repeticiones de 5 y 2. Probablemente tuviese esto planeado desde un principio: matar a su esposo y casarse de nuevo, tras el luto de rigor, con su amante, el padre biológico de sus hijos. Quizá aprovechando que ya era madre de familia y sería reconocida como una viuda luchadora que logró superar el terrible asesinato de su esposo. Después de todo, para usted Amos siempre había sido un oportunista que se enamoró de su fortuna más que de usted, aunque no hubiera nada más lejano a la realidad.

Cegada por la verdad, y temerosa por ir a la cárcel, la viuda negra se abalanzó contra la anciana. Sin tener en cuenta, por desgracia para ella, que en ese preciso instante llegaba la policía.

Tras la detención, los "hijos" de Amos tuvieron que encajar la verdad. Jessica Fletcher hizo de nuevo las maletas, apenada por la muerte de su amigo (que, evidentemente, había provocado la gafe de ella misma ¬¬U). A la salida, Emma, la doncella, le ayudó con sus maletas.

-         Estoy segura de que el señor también se lo agradece, esté donde esté. Tendré que buscarme una nueva casa donde servir, pero dudo que en ninguna me atiendan como hacía el señor...

-         Ya verás como sí, querida. – respondió Jessica Fletcher. Y si no encontrases nada, Evelyn, la pastelera de Cabot Cove, estaba buscando una aprendiz del oficio...

La muchacha sonrió, y Jessica subió en el coche en dirección al aeropuerto. Por un momento, lanzó una última mirada a la doncella que se despedía desde la puerta principal.

Una última mirada a la única hija verdadera de Amos Brunshart que había en aquella casa.

 

Bueno, esto ha sido todo. Espero que os haya gustado la historia, inventada en un momento mientras estudiaba para un examen en el que entraban este tipo de cosas ¬_¬U Y sí, técnicamente esto ha sido un fanfic de Se ha escrito un crimen, no me lo recordéis ¬¬UUU

Antes de acabar, quisiera hacer una aclaración. Aparte de lo típico de que los personajes son propiedad de sus autores y bla bla bla ¬¬U, quería comentar que esto es evidente una situación que he creado para explicar los conceptos que explico. En al vida real, los VNTR como he dicho cuentan con cientos de repeticiones, por lo que es más complejo que dos personas compartan las repeticiones por mera casualidad. Además, nunca se realizan análisis de un solo VNTR: se usarían varios a la vez, y la paternidad se confirmaría por el patrón de repeticiones de VNTRs que presentaran los supuestos padres y los supuestos hijos.  Con un solo VNTR podemos decir "ese seguro que no es el padre/madre", pero no "ese sí que lo es": harían falta estudios de 4 o 5 VNTRs de distintos cromosomas y ver las coincidencias.

También me gustaría comentar otras aplicaciones de los VNTR:

-         Estudio de muestras forenses: determinar que la sangre de una víctima es realmente suya.

-         Estudio de tejidos: Demostrar que unas células de un paciente son normales, o si, tras un proceso tumoral, han cambiado.

-         Detección de enfermedades relacionadas con expansiones de VNTR: la persona normal tiene pocas repeticiones (fragmentos cortos) y la enferma tiene excesivas (fragmentos muy largos).

Pues bien, esto ha sido todo por este... em... ¿semestre? ¬¬U Espero que la entrada os haya gustado (ni puto caso al relato, por favor xDDD), y ya sabéis: para dudas, sugerencias o desfalcos, ¡comentad!

¡Hasta pronto! ^_^

 

 
 
Current Location: Mi búnker
Hoy me siento: creativeIluminado
En el laboratorio suena: Breaking Benjamin - Diary of Jane
 
 
 
Sam Blueskysam_bluesky on September 13th, 2007 11:34 am (UTC)
¡Me ha encantado! Sobretodo por la ambientación ¬¬U Por no decir todo lo que lleva en el marypoppínsico bolso la Fletcher ¬¬U Qué grande es el personaje ¬¬U Y gafe, muy gafe ¬¬U

Yo esperaba que fuera el mayordomo, aunque no tenía motivo ¬¬U

Lo bueno de esta entrada es que no recordaba ya cómo funcionaba esto xD No sé para qué me sirvió Introducción a la Genética. Ah, sí, para adivinar si un gato es un gato o una gata contando los colores de su pelo ¬¬U Un semestre provechoso ¬¬U
Al menos he podido adivinar la parra familiar (eso no es un árbol, es una parra, lo menos ¬¬U) con la foto rural ¬¬U

Los VNTR son tremendamente útiles O_o Sobre todo desde que vienen identificados por sus aperturas y cierres. ¿Es gracias a eso que se puede saber qué VNTR uno tiene que multiplicar para poder sacar conclusiones, no?
Las Taq Polimerasa son monas, una especie de fábrica de clonación fragmentada ¬¬U Deben ser las máquinas esas de Érase una Vez La Vida que se pasaban el día pegando tripletas a las cintas que les llegaban ¬¬U
Lo que no he entendido mucho de la PCR es porqué acabas con sólo muchas copias de uno de los fragmentos que te interesa y no con muchas copias de todo ¬¬U A menos que las Taq discriminen o que sólo se adhieran a determinados inicios que llevan a VNTR...
(dios, qué garrulo soy ¬¬U)

¡Suerte con el exámen! Aunque sabértelo te lo sabes, así que nada, tranquilo :3
Y, si no, envía a Jessica a tu profesora ¬¬U Remedio infalible ¬¬U
otacon_sanotacon_san on September 13th, 2007 02:15 pm (UTC)
Sí, ya de entrada lo de sacar un termociclador del bolso es hardcore ¬¬U Esa era mi intención metiendo un mayordomo: que se pensara que fue él! Pero no, no soy amigo de los clásicos ¬¬U

Y sí, la DNA polimerasa son los señores con gorrita azul que colocaban las bases en la cadena molde xDDD Esos seres amarillos con "A", "T", "C" y "G" en el pecho y que por la cabeza se podían unir entre sí o no. Tengo que poner vídeos de esa serie más frecuentemente, porque está todo y más ¬¬U

Sobre la PCR, la pregunta es interesante (de hecho, lo había puesto en el texto, pero lo quité para no liar más la cosa ¬¬U). Sí que se amplifica todo, los fragmentos cortitos de la zona de interés y los largos que llevan más trozos del genoma. La gracia está en los dos cebadores, que flanquean justo la región de interés. Como se ve en los dibujos, en los primeros ciclos la amplificación tiene lugar desde un cebador p'alante hasta que se canse la Taq polimerasa. Pero a la que llegamos al 3r ciclo, ya se puede dar la situación en que se unan los dos cebadores a los fragmentos cortitos, de modo que la taqu llega al final y salta.

Hablando en términos matemáticos, a partir del 3r ciclo, el fragmento corto se amplifica en forma de 2^n, y los fragmentos más largos se amplifican en forma de 2n. Vamos, que en el ciclo 30 tenemos 2^30 = 1073741824 copias del fragmento corto y 2x30 = 60 copias de los fragmentos más largos,una cantidad totalmente despreciable que queda eclipsadísima y no interfiere con la amplificación del verdadero cacho que interesa.

Explicarlo es condenadamente chungo, pero gráficamente es muy sencillo de entender. Tras mucho buscar, he encontrado una animación que permitiera visualizar qué pasa con los (pobres) fragmentos largos: http://www.dnalc.org/ddnalc/resources/shockwave/pcranwhole.html (Tienes que ir clicando el botón de cada paso. "Primers" son los cebadores -de hecho, normalmente les llamamos primers, pero quería ponerlo en castellano correcto ^^U-) Nótese que en el 5º ciclo los fragmentos largos siguen amplificándose, pero los cortos lo hacen a saco.

En efecto, Jessica Fletcher es la peor arma de destrucción masiva que se ha creado (bueno, junto a Conan Edogawa y otros por el estilo), sin duda ¬¬U
Sam Blueskysam_bluesky on October 3rd, 2007 11:52 am (UTC)
¡Metiendo elementos despistantes! Dentro de poco te veo firmando best-sellers cual Dan Brwon, pero con calidad ¬¬U

La de conocimientos biológicos que tenemos gracias a Érase..., que parece mentira ¬¬U Podrían hacer una asignatura en la carrera que consistiera sólo en ver la serie ¬¬U

Aaaah, ya veo ._. O sea, las taq polimerasas son unas perras y desprecian duplicar fragmentos largos ¬¬U Yo debo ser una taq gigante, porque sólo hago cosas cortas ¬¬U

¡Gracias por el link! (hmm, botones para pulsar ¬¬U)

Quiero una convención de detectives de crímenes ¬¬U Con Colombo como organizador (no mueren a su alrededor, siempre llega después del asesinato ¬¬U)
otacon_sanotacon_san on October 5th, 2007 09:43 am (UTC)
Realmente, hace falta una asignatura sobre los Érase... para compensar la falta de base de los de la ESO ¬¬U Claro que la pobre serie (la del cuerpo humano) se ha quedado algo obsoleta ya... que hagan un remake en estilo anime!!

Exacto, la idea es que toda enzima es perra de nacimiento xDD

Pobre Colombo, no duraría ni 5 minutos entre tanto detective gafe ¬¬U
(Anonymous) on February 17th, 2011 01:46 pm (UTC)
Somos un grupo de voluntarios y la iniciativa de comenzar una nueva marca en la comunidad. Su weblog nos proporcionó información valiosa para trabajar. Usted ha hecho un trabajo maravilloso!
xafaguam on April 13th, 2011 08:47 am (UTC)
I’m really Glad i ran across this web site.Added pompeiitours.org to my bookmark!

comuzinc on April 16th, 2011 02:12 am (UTC)
That is really helpful. It provided me a number of ideas and I'll be placing them on my web site eventually. I'm bookmarking your blog and I'll be back. Thanks again!